Revista SINACIN

“En este 1°de mayo tenemos en nuestras manos la oportunidad histórica y única en más de doscientos años, ser los constructores de nuestro destino, generando desde el pueblo y para el pueblo una nueva constitución que consagre nuestros derechos de justicia libertad e igualdad, que ponga en el centro el valor del trabajo, vale decir, una sociedad que valore a los actores principales de esta gran obra llamada país, a los y las trabajadoras asalariadas. Para conseguir semejante hazaña sólo debemos participar activamente en las votaciones en la que elegiremos a los 155 chilenos que tendrán sobre sus hombros la pesada carga de escribir una nueva constitución para Chile; es nuestro deber estar con ellos rodeándolos y que de una u otra forma esta constitución sea escrita por todos y todas.”